Campañas de marketing, tecnologías que se aplican hoy

Vivimos en un mundo rodeado de tecnología. Si te fijas, ahora mismo, seguro que puedes ver tecnología a tu alrededor, y es que ya no se concibe una vida sin los avances tecnológicos.

Al igual que tú no podrías vivir sin tecnología, las empresas tampoco pueden hacerlo, tal como han demostrado muchas compañías en los últimos años.

Ahora hablaremos de cómo las nuevas tecnologías se pueden convertir en un gran aliado para las empresas, sobre todo, para mejorar las campañas de marketing. ¡Ya no hay vuelta atrás!

Las nuevas tecnologías al servicio de una necesidad
Antes de ver cómo se puede integrar la tecnología a las campañas de marketing, tenemos una pregunta, ¿qué entiendes tú por tecnología?

La tecnología en sí misma no es nada. La tecnología, sin una aplicación o sin una idea, no tiene mucho sentido, ya que no sabríamos qué uso darle. Es por ello que, antes de desarrollar una tecnología, es necesario detectar un insight potente y ver qué capa de tecnología podemos aplicar en él.

Un ejemplo en el que se cumple claramente esta premisa es Shazam, donde se usa la tecnología alrededor de una idea brillante: la necesidad de descubrir qué canción está sonando en cualquier lugar cerca de ti.

Cuántas veces, antes de Shazam, sonaba una canción en la radio que nos gustaba pero no sabíamos cómo se llamaba o de quién era, y lo único que podíamos hacer era intentar recordar el estribillo para buscarlo posteriormente en internet (y, si tenías suerte, la encontrabas). Aunque ahora se ha sofisticado mucho más, Shazam da una solución a esta necesidad.

Como vemos, es la tecnología al servicio de una necesidad, puesto que una vez detectado este insight se aplica la tecnología para resolverla. Shazam funciona a través de la huella digital acústica, donde mediante un algoritmo detecta los patrones de la canción y hace un mapeo de sus puntos. Posteriormente, lo compara con su extensa base de datos y proporciona como resultado aquella canción que más coincidencias tiene con el patrón.

Como ves, este es un claro ejemplo de avance tecnológico aplicado a una idea o necesidad. Por eso, como te comentaba al inicio de este punto, de nada sirve una tecnología si no va asociada a una necesidad, ¿no crees?

7 tecnologías que irrumpen en campañas de marketing
Teniendo esto claro, dentro del área del marketing existen muchas necesidades a las que se pueden aplicar las tecnologías existentes con el fin de mejorar las campañas y conseguir mejores resultados.

Concretamente, en este punto, vamos a ver 7 tecnologías que se han aplicado a campañas de marketing, estudiando en qué consisten y cómo han ayudado a mejorar las campañas, todo ello acompañados de ejemplos reales. ¿Empezamos?

1. Realidad aumentada

¿En qué consiste?
La realidad aumentada o AR es la visión del entorno a través de un dispositivo, es decir, se complementa el entorno real con objetos digitales.

La diferencia entre la realidad aumentada y la realidad virtual, que veremos a continuación, es que esta última crea un mundo completamente simulado, mientras que la realidad aumentada mejora el mundo real añadiendo elementos superpuestos.

A las campañas de realidad aumentada que podemos encontrar se accede normalmente a través de un marker, una imagen que, al ser detectada por el software de realidad aumentada, permite lanzar el contenido adicional.

A la hora de plasmar una estrategia de realidad aumentada, hay dos maneras de llevarla a cabo:

Plataformas de terceros. En general, estas plataformas tienen un funcionamiento muy similar entre ellas. Hay que decirle que, si se detecta “este logo”, tiene que imprimir justo encima “esto”, y además puede ser concreto en un momento. Su uso es relativamente sencillo, ya que son plataformas que vienen diseñadas para ser empleadas en el momento. El inconveniente es que siempre vas a depender de terceros. Un buen ejemplo de plataformas de tercero es Blippar.

Realidad aumentada a nivel nativo. Si las aplicaciones de terceros no cumplen tus requisitos, siempre puedes acudir a aplicaciones de realidad aumentada ad hoc, es decir, usuarios que realizan aplicaciones específicas para que se puedan realizar las acciones que precisas. La ventaja es que no tienes más límites que los que ponga tu imaginación, pero el inconveniente es la dificultad de hacerlas realidad y la inversión, tanto en tiempo como en dinero.

2. Realidad virtual

¿En qué consiste?
La realidad virtual es una tecnología que te sumerge completamente en el mundo virtual creado.

A este mundo virtual se puede acceder mediante unas gafas especiales y unos auriculares, lo que permite al usuario vivir una experiencia sensorial completa. Probablemente te hayas encontrado en algunas ferias con usuarios con gafas que cubren completamente su visión y que parecen estar viviendo una experiencia de la que tú no formas parte, pese a estar a escasos metros de ellos. ¿Es así?

La realidad virtual no es algo muy novedoso, ya que se lleva tiempo empleando, pero se ha ido perfeccionando de tal manera que, una vez dentro de ella, puedes llegar a pensar que se está en otro mundo.

3. QR y códigos de barras

¿En qué consiste?
El código QR (Quick Response Code) es un tipo de código de barras UPC con la propiedad de ser rápidamente legibles por un smartphone y con mayor capacidad de almacenamiento de datos que un código de barras normal.

A simple vista, estos códigos son poco llamativos y, si somos sinceros, pueden incluso parecer anticuados. Y es que los códigos QR se llevan empleando en marketing desde hace ya muchos años. No obstante, su uso sigue siendo útil para algunas aplicaciones, eso sí, con un buen “lavado de cara”.

Atrás quedaron los códigos QR con la imagen blanca y negra que todos tenemos en la cabeza. Ahora se pueden rediseñar visualmente para que sigan teniendo su función pero siendo mucho más atractivos. Ya sabes, renovarse o morir.

Hay múltiples aplicaciones que te permiten crear códigos QR de forma gratuita y que pueden contener: URL, Texto, SMS, E-mail, vCard, Teléfono, Acceso a una WiFi, para que puedas incrustarlos dentro de tus campañas de marketing de manera llamativa.

4. Detección facial

¿En qué consiste?
Esta tecnología nos permite identificar rostros humanos y sus características biométricas principales como el sexo, la edad aproximada, el estado de humor… Además, a través de la comparación de una imagen con otras de una base de datos de rostros, permite identificar un rostro y asociarlo a un nombre si se desea.

Esta tecnología ya se emplea en muchas redes sociales, por poner un ejemplo. Igual te ha pasado alguna vez que tienes que recuperar tu cuenta en Facebook y una de las preguntas que te plantea Facebook es identificar rostros de tus amigos. Pues bien, esto es posible gracias a la detección facial.

5. Detección de sonido

¿En qué consiste?
Poder introducir datos en un sistema o conseguir interactuar con la otra parte sin necesidad de emplear un teclado es un gran avance dentro del terreno de las comunicaciones. Para ello existen las herramientas de detección de sonido.

Alexa, Google, Shazam… son algunas de las plataformas que ya emplean este sistema de detección de sonido para lanzar un mensaje. Emplear esta tecnología puede resultar muy útil. Desde avanzar en las comunicaciones haciendo que estas sean más fluidas hasta ayudar a derribar fronteras de idiomas, ya que permite que dos personas se puedan comunicar fácilmente sin problemas de comprensión. La detección de sonido puede ser muy provechosa tanto en la vida profesional como personal.

6. Reconocimiento de imagen

¿En qué consiste?
Pasamos del reconocimiento de voz al reconocimiento de imagen. Como su nombre indica, se trata de reconocer un objeto a través de una fotografía. Es otro modo de introducir datos y procesar esa información de la manera que deseemos.

Según estudios recientes, las empresas estadounidenses están invirtiendo grandes cantidades económicas en implementar el reconocimiento de imágenes. Y es que el uso de esta tecnología es muy variado: análisis de opinión, análisis de clientes para detectar qué consumen, diagnóstico de enfermedades, detección de matrículas, así como usos en realidad aumentada y gaming.

7. Geolocalización

¿En qué consiste?
La geolocalización es la capacidad para obtener la ubicación geográfica real y exacta de un objeto. Esto, teniendo en cuenta que hoy todos llevamos el smartphone encima, nos abre grandes posibilidades de campañas de marketing.


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...


Responder a Campañas de marketing, tecnologías que se aplican hoy

Deja tu comentario

HTML básico esta permitido. Tu e-mail no será publicado.