Retos que enfrenta la realidad aumentada hecha en Perú

Nota originalmente publicada en el Diario El Comercio. 

SPANISH_banner-web-stringnet

Los primeros pasos de la realidad aumentada fueron mediante videojuegos, pero hoy ya esta tecnología ya ha ido muchos más lejos. Tiene muchas aplicaciones en la vida cotidiana, la tenemos al alcance de la mano en nuestro smartphone, y no es raro que rápidamente se haya convertido en una de las tecnologías más deseadas en el Perú.

De hecho, en el país se están desarrollando muchos proyectos con la realidad aumentada como base. Veamos en este post los obstáculos que enfrenta su expansión en el país.

Realidad Aumentada en Perú: un breve panorama

La llegada del metaverso de Meta (antes Facebook) le dio un empuje indiscutible a las tecnologías relacionadas con realidad aumentada y realidad virtual. El cambio de nombre de la empresa de Mark Zuckerberg puso estos tópicos en la conversación de la gente común, ya no solamente de los expertos o entusiastas.

También pasó en Perú, donde el tema empezó a sonar con fuerza.

Para explicar mejor de qué estamos hablando, repasemos un poco el tema desde el punto de vista conceptual. El profesor Teófilo Chambilla lo explica de esta forma: 

“Existen tres tecnologías: la realidad aumentada, la realidad virtual y la realidad mixta o extendida. La realidad aumentada es nada menos que agregar objetos virtuales a nuestro mundo real. La realidad virtual es crear un mundo, tal vez desconocido, un mundo imaginario. La realidad mixta, es la combinación de estas dos tecnologías. Entonces, de eso se trata: a nuestro mundo real se le añaden objetos. Esa es la realidad aumentada”.

Y aunque no parezca cierto, la verdad es que nuestro país cuenta con muchas agencias que ya están empleando la realidad aumentada para diversos sectores y usos. 

El profesor Chambilla añade al respecto: “Si desarrollamos un proyecto con esta realidad, tenemos que asegurarnos de que sea tan realista que el usuario piense que lo que ve realmente está ahí. Eso se llama inmersión. Mientras más inmersión tenga, más presencia habrá. Eso es lo que todas las empresas que desarrollan estas tecnologías buscan. La realidad aumentada está enfocada a la experiencia del usuario”.

Stringnet va de frente con estas nuevas tecnologías

En Perú, una de las empresas que se encuentra liderando el desarrollo de este tipo de experiencias es la agencia de tecnología interactiva Stringnet, quienes trabajan con realidad aumentada y otras tecnológicas vinculadas al metaverso.

Han trabajado con campañas como la de Larcomar, de la organización WWF, con el fin de sensibilizar a las personas sobre la conservación de las especies marinas. Otro ejemplo de campaña con este tipo de innovaciones es la de la feria gastronómica de Mistura, donde llevaron a los asistentes a las labores que hacen los pescadores para poder llevar la comida a su mesa.

El director ejecutivo de Stringnet, Roberto Carrión, expresa que “En el Perú hay muchas empresas como la nuestra, con gente muy preparada, que está dando la talla. Estas experiencias no se tratan de que el usuario solo las mire, sino que interactúen con su teléfono. La realidad aumentada en nuestro país va por un buen camino en ese sentido”.

Cambio de paradigma en el uso de las nuevas tecnologías

Como hemos podido ver, existen diversos campos donde se puede aplicar la experiencia de la realidad aumentada, desde los videojuegos hasta la educación. Y es que el gran golpe que supuso la pandemia representó un cambio en el sistema educativo y de enseñanza, de esta forma muchas empresas decidieron apostar a desarrollar formatos de uso de realidad virtual como método de facilitar el aprendizaje a estudiantes.

Explicando un poco más sobre lo que supone la realidad aumentada, el profesor Chambilla explica que “dentro de las tecnologías que se aplican en el metaverso, la realidad aumentada es la más accesible, ya que, en su formato más básico, solo se necesitaría un celular. Es más sencillo llegar a los usuarios de esta manera, aunque eso no significa que no haya inconvenientes en los proyectos”.

Trabajando con un objetivo claro

Hay que admitir que el desarrollo de experiencias inmersivas en el país no ha sido nada fácil. Sin embargo, actualmente Perú tuvo la oportunidad de acceder a una gran cantidad de equipos tecnológicos que han sido necesarios para poder elaborar interacciones con tecnologías modernas e innovadoras. 

No obstante, aún su acceso se ve reducido a una porción limitada de la población. 

Al respecto, Carrión comenta: “Para que las computadoras puedan procesar un proyecto de realidad aumentada requieren muchos recursos, los mismos que una máquina de gaming. Pero muy pocos tienen esas máquinas o están dispuestos a costearlas. Lo mismo sucede con los celulares. Se necesitan celulares de gama media o alta. Entonces, obviamente la experiencia está reducida para cierto grupo de personas”. 

A pesar de todos estos desafíos, las empresas tecnológicas en el país trabajan en una misión clara: familiarizar a toda la población con las tecnologías inmersivas. Cristalizar el objetivo no es una utopía, sino antes bien, un destino ineludible.